« Volver a Inicio

Esta búsqueda es en la mayoría de los casos un trabajo muy complejo, puesto que en muchos casos la persona desaparecida no quiere ser encontrada, ya sea por razones económicas (deudas, impagos, insolvencia), personales (falta de amor, doble vida), o maritales (desaparición con hijos, impago de pensiones). Las desapariciones pueden ocurrir por infinidad de razones, pueden ser voluntarias o forzadas, el radio de búsqueda es variable según el caso: local, provincial, nacional e incluso mundial, siendo cada búsqueda completamente diferente de las demás.

Antes de comenzar con el proceso de localización o búsqueda de personas, lo primero que se debe hacer es verificar la legalidad de la investigación, es decir, comprobar que el encargo lo solicita una persona legítimamente interesada y que existe un vínculo o relación demostrable entre cliente e investigado a nivel familiar, laboral o mercantil.

 

Ejemplos de búsqueda o localización de personas

Un ejemplo de búsqueda legal sería localizar a una persona para que nuestro cliente, un abogado, le haga llegar una notificación judicial o aporte su dirección al juzgado.

Anualmente desaparecen en nuestro país más de 15 mil personas entre niños, adultos y ancianos, por lo que la localización de personas desaparecidas suele ser uno de los servicios más solicitados a las agencias de investigación y que complementa el trabajo de la policía, al que siempre hay que notificar primero en el caso que se tengan evidencias de la desaparición de una persona.

« Volver a Inicio