« Volver a Inicio

Son aquellas investigaciones que van dirigidas sobre un trabajador determinado del que se sospecha, debido a una serie de actividades «características» extracontractuales, que desarrolla acciones mercantiles de tipo paralelo e idéntico a las de la empresa para la que trabaja.

En el Estatuto de los trabajadores (art. 21.1) se establece que un empleado no podrá trabajar para varios empleadores cuando haya competencia desleal o cuando exista un contrato a tiempo completo y el empleado reciba una compensación económica por el contrato.

La competencia ilícita de trabajadores; los empleados que se quieren montar por su cuenta; las cláusulas de prohibición de competencia; o las operaciones empresariales para captar equipos humanos de un competidor, son una fuente inagotable de conflictos.

¿Cuándo existe realmente competencia ilícita o desleal?

  • Cuando el empleado aún trabaja para la empresa y desvía clientes o pedidos a un competidor.
  • Cuando no hay un pacto de no competencia que impide al empleado competir al finalizar el contrato con la empresa.
  • Cuando un competidor tiene como estrategia la de captar al empleado para llevarse parte de la cartera de clientes de la otra empresa.

« Volver a Inicio