« Volver a Inicio

El 19 de diciembre de 2018 entró en vigor el Real Decreto Ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. Esta reforma introdujo importantes enmiendas a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en cuanto a la duración de los contratos, las prórrogas, peritajes, tipología de los arrendamientos…

Aquellas investigaciones que tienen como objetivo principal localizar las pruebas suficientes para salvaguardar los derechos inherentes en un contrato de arrendamiento, tanto por parte del arrendador como del arrendatario son las que entrarían en esta definición.

Somos expertos en infracciones de arrendamientos urbanos

Aunque son muy claros en muchos casos los incumplimientos de la LAU, los tribunales suelen ser meticulosos en su evaluación al presentar las pruebas pertinentes. Por lo tanto, recomendamos que no sean los propietarios los que traten de resolver el problema, ya que como arrendador puede ser que te encuentres con problemas para finalizar el contrato con los inquilinos.

Los informes proporcionados por los detectives privados son mucho más efectivos y claros ya que revelan en detalle toda la información que los tribunales necesitan.

Entre las investigaciones que realizamos para la LAU y que pueden llevar a la extinción de contrato de alquiler, encontramos algunos como:

  • No usar la vivienda de forma habitual existiendo un contrato en vigor de alquiler de renta antigua.
  • Realquilar la vivienda sin permiso del propietario.
  • Realizar actividades ilegales no permitidas en el contrato de alquiler.
  • Cesión de la vivienda de alquiler a un tercero sin cumplir una serie de requisitos.
« Volver a Inicio