« Volver a Inicio

Son aquellas investigaciones que están dirigidas a la localización de una persona física, en base a una serie de datos aportados.

Un investigador privado suele ser contratado para encontrar a personas tanto por familiares, empresarios, viejos amigos… con los que se ha perdido el contacto y podrían estar en cualquier parte, tanto en nuestra ciudad, país, como en el extranjero.

Lo primero que debemos saber es si la persona que se va a localizar ha perdido el contacto por el simple hecho del paso del tiempo o si simplemente ha desaparecido con la intención de permanecer oculta en su nueva ubicación. Un ejemplo del primero sería la localización de ese amigo que no ha tenido contacto con él desde la época universitaria, el segundo sería ese menor que deja su casa para no ser localizado, la parte incumplidora que deja su casa para no pagar las deudas contraídas o ese testigo o sospechoso que no acude a los tribunales el día de la cita, etc.

Las búsquedas de personas más habituales

Estos son los servicios más habituales que ofrecen los detectives privados en relación con la localización de personas:

  • Buscar familiares o parientes.
  • Buscar personas desaparecidas.
  • Buscar deudores.
  • Encontrar a una persona solo con su nombre y apellidos, solo con su teléfono o solamente con su dirección.
  • Buscar a un antigüo amor, amigos, conocidos, colegas, compañeros de clase…
  • Buscar personas escondidas
« Volver a Inicio