« Volver a Inicio

La propiedad intelectual es un activo económico que abarca tanto los productos físicos como los intangibles y, por lo tanto, puede ser explotado por el propietario legítimo de la propiedad. El propósito de esta figura es proteger los intereses de sus creadores contra aquellos que sólo buscan obtener un retorno monetario del trabajo de otros.

Por lo tanto, los delitos contra la propiedad intelectual deben entenderse como la infracción de los derechos de los autores en relación con la explotación económica de sus creaciones. 

En cuanto a la propiedad industrial, lo que está protegido por esta infracción no es el mercado en general ni los derechos e intereses de los consumidores, sino el derecho del titular del derecho industrial registrado a un uso o explotación exclusivos.

Lo que es plenamente relevante es el ataque a la exclusividad del titular de tales derechos protegidos por el título industrial.

¿Cómo puede investigar los delitos de propiedad intelectual e industrial un detective privado?

Para poder obtener pruebas sólidas que confirmen incluso en sede judicial las sospechas de vulneración de los derechos de creación industrial o intelectual , la agencia de investigación privada posee servicios especializados para llevar a cabo su trabajo.

Algunos ejemplos de los principales delitos contra propiedad intelectual que solemos investigar:

  • Vulneración de los derechos de autor y propiedad intelectual
  • El plagio o copia de obras de todo tipo:
    • libros
    • pintura
    • fotografías
    • partituras musicales
    • tesis doctorales
    • obras científicas
    • software informático, etc

Ejemplos de delitos contra propiedad industrial:

  • Patentes de invención
  • Protección de modelos de utilidad
  • Diseños industriales
  • Los signos distintivos por marcas y nombres comerciales
  • Topografías de semiconductores
« Volver a Inicio