En este momento estás viendo Investigación de siniestros: cuándo contratar un detective

Investigación de siniestros: cuándo contratar un detective

Es común que, sobre todo las empresas aseguradoras, procedan a contratar detectives privados para la investigación de siniestros. Ahora bien, ¿cuándo suele pasar tal hecho? A continuación, explicamos diversos supuestos comunes. Toma nota.

Investigación de siniestros: qué casos se suelen investigar

Cuando una empresa, generalmente correduría de seguros y afines, contrata a un detective privado para que investigue un siniestro, es común que haya sospechas de fraude o problemas para interpretar qué pudo haber ocurrido en el lugar de los hechos.

Por lo general, y dada nuestra experiencia dilatada en este campo, los casos más comunes en los que se piden nuestros servicios son:

  • Seguros de vida. A veces ocurre que, para cobrar un seguro de vida, ciertos individuos simulan un siniestro o incluso lo provocan, en ocasiones con consecuencias realmente dramáticas y peligrosas.
  • Siniestros fingidos. Es desgraciadamente común que se produzcan fraudes en relación a accidentes de tráfico y vehículos siniestrados, lo mismo que con viviendas que han sufrido un incendio, inundación, etc. De la misma manera sucede en industrias y empresas de forma más habitual de lo que el ciudadano imagina.
  • Lesiones. Fruto de un siniestro, puede que una persona acabe lesionada grave o levemente. Por desgracia, incluso en esto se pueden intentar las actuaciones fraudulentas. Por eso los detectives privados nos encargamos en diversas ocasiones de investigar si se ha producido una situación tal en la que alguien finge un problema de salud. También se realizan seguimientos, etc.
  • Antecedentes. Igualmente se puede investigar los antecedentes previos a un siniestro para ir hasta el origen del suceso. También se ha de buscar si las personas que se han visto inmersas en una situación similar tenían ya su seguro o no, para desvelar si tiene derecho o no a ser indemnizado.

Otros datos de interés

Es muy común que la investigación de siniestros se asocie a los fraudes a las compañías de seguros. Se han dado casos muy diversos de los que podemos dar ejemplos. Un accidente de coche en el que uno de los afectados, pese a ir solo en su vehículo, declara que eran cuatro los ocupantes del automóvil; un empresario que quema su empresa para cobrar el seguro…

Lectura de interés  Estafas más comunes por internet en Black Friday

En cualquier caso, son todas conductas reprochables que, además, suponen la comisión de un delito castigado por el Código Penal que, en muchos casos, llega a tener pena de cárcel para el imputado.

Por desgracia, el volumen de comportamientos fraudulentos no es pequeño y preocupa a las Administraciones públicas. De hecho, sus efectos sobre la economía son graves y, de hecho, también acaban en algunos casos incluso afectando a la salud de los ciudadanos.

La labor del detective privado

Cuando se contrata a un detective privado para la investigación de siniestros se suelen presentar ciertas situaciones específicas que son comunes a la necesidad de un profesional de nuestro gremio:

  • El siniestro es confuso o no se han esclarecido causas, implicados, etc.
  • En vehículos o inmuebles siniestrados por accidentes o robos donde hay lagunas y sospechas sobre cómo se desarrollaron los acontecimientos.
  • Se ha producido un incendio y se deben desvelar las causas que lo originaron.
  • Tras el siniestro, puede haber indicios de fraude a la aseguradora.
  • Es necesario realizar un control exhaustivo de lesionados para saber quiénes estuvieron realmente implicados en el siniestro, sea cual fuere su nivel de intervención o culpa en el desarrollo de los hechos.
  • A veces, el origen está en problemas con un seguro de vida. Hay que comprobar cada detalle para evitar fraudes.

En el campo de la investigación de siniestros, estos son algunos de los supuestos cuándo contratar un detective privado es una buena idea. No obstante, sea cual sea tu caso, clica aquí y consúltanos sin compromiso.